La educación es el desarrollo armónico e integral de todo el dinamismo del individuo; físico, mental y trascendente, puesto al servicio de la persona. Es un proceso que nunca termina, ya que implica acciones cada vez más positivas, para integrar el conocimiento y la experiencia.

Sabemos que el Humanismo es un conjunto de tendencias filosóficas, cuyo objetivo es el desarrollo de las cualidades esenciales del hombre.10 Una concepción racionalista de la vida, debe ser superada por un humanismo cristiano, en donde el orden sea muestra evidente de la civilización del amor a que todo ser humano aspira.El Colegio Eufrosina Camacho viuda de Ávila ofrece el servicio de una educación integral liberadora, cimentada en un Humanismo Cristiano, con base en las Bienaventuranzas Evangélicas, de las que Jeanne Chézard de Matel, nos dice que se alimenta el carisma "Vivir y Anunciar la Encarnación el Verbo", y se desprenden los objetivos y propósitos institucionales de todo proyecto.

Principio Rector

Cimentamos nuestro servicio de educación integral liberadora en un Humanismo cristiano con base en las Bienaventuranzas Evangélicas que tiene como centro a Jesús, Verbo Encarnado, signo de fe y esperanza para humanizar la educación, creando lazos de fraternidad universal desde los valores cristianos.

9 (Ideario Educativo Congregacional 200 No. 2,12).
10 (Diccionario Enciclopédico Larousse)
11 (Modelo Educativo 2004 Pág.41)

 

Principios Básicos

Los principios básicos de nuestro Colegio están fundamentados en la persona, lo que implica el respeto irrestricto a sus derechos humanos, propiciando una formación en la libertad, como capacidad de autodefinirse, en un afán constante por adquirir la verdad y comunicarla. El centro del Proyecto escolar es el Verbo Encarnado, Hijo de Dios.


La Cosmovisión de la realidad, mundo y vida, se da a partir de la concepción Humano-Cristiana del hombre.
La síntesis entre fe, cultura y vida, se logra a través del descubrimiento, sentimiento y vivencia de valores cristianos.
El contenido de enseñanza es el eje de la formación educativa de nuestra Institución.
Aprender a conocer, aprender a hacer, aprender a ser y aprender a convivir, son los pilares de la educación para la vida, que asumimos en nuestro proyecto educativo.


La calidad educativa es el compromiso compartido por todos los miembros de la comunidad escolar.
El desarrollo integral de la Comunidad Educativa opera a través del sentido de Justicia Social, considerando especialmente a las personas menos favorecidas.Toda persona que colabora en nuestra Institución debe, además, tomar en cuenta los criterios que propone Jeanne Chézard de Matel: La educación como obra de misericordia.
La práctica del buen ejemplo, antes que enseñar.

Educar con amor sin distinción alguna.
Humildad.
Saber acoger al Espíritu en cada persona.
Mantenerse siempre en pie y caminar en la luz.
Iluminar y dar calor a la niñez y a la juventud, mediante el estudio y práctica de una sana doctrina.

 Valores

El concepto de Valores abarca contenidos y significados diferentes y ha sido abordado desde diversas perspectivas y teorías. El humanismo lo entendemos como aquéllas acciones que hacen que el hombre, sea tal, sin lo cual perdería su humanidad o parte de ella. Se refiere a una excelencia o a una perfección. Al practicar un valor el ser humano se hace más persona, mientras que el contravalor lo despoja de esa cualidad.Desde el punto de vista socioeducativo, los valores se consideran como pautas o abstracciones que orientan el comportamiento humano, hacia la transformación social y la realización de la persona; son guías que dan orientación a la conducta y a la vida de cada individuo y de cada sociedad. Los valores universales, arraigados en la mente y en el corazón de la persona se encarnan en acciones concretas: en los comportamientos es donde especialmente pueden llegar a ser tangibles, transparentes. Los valores humanos universales, al ENCARNARSE el HIJO de Dios, al tomar nuestra naturaleza Humana son VALORES CRISTIANOS.


La cultura que transmite la comunidad del Verbo Encarnado asume los valores que corresponden al carisma educativo inspirado en Jeanne Chézard de Matel, el cual implica una apertura razonable al mundo, con el propósito tácito de inculturar el proceso educativo bajo la mística del Evangelio.El paso de un niño por una escuela del Verbo Encarnado debe ser una experiencia vital, que marque positivamente su forma de pensar y actuar, que dé sentido a su vida. Por ello, la escuela debe ser una vivencia positiva de valores: el respeto, la convivencia, la acogida, la amistad, la ayuda, la gratitud, el compartir, apreciar el tesoro de nuestros mayores, el arte, la historia, la democracia, la paz, sed de saber, capacidad de crear, de aprender, los derechos y deberes, compromisos con la vida y la existencia digna, el perdón, el amor, la entrega gratuita con fe y esperanza etc.

En nuestro Colegio se atiende en cada sección el estudio y vivencia de valores en todo momento; pero también con programas adecuados a la edad e intereses de los alumnos, calendarizando los diferentes valores que en forma expresa se van a trabajar, de manera que a lo largo de su estancia en el Colegio el alumn@ haya estudiado y llevado a la práctica, de forma sencilla, pero constante, en los detalles de cada día, los valores que la Institución privilegia.

004699

Your IP: 54.226.36.60
2018-12-15 05:50