MISVE - Misioneros del Verbo Encarndo

​GRUPOS MISVE

En el encuentro con Cristo queremos expresar la alegría de ser discípulos del Señor y de haber sido enviados con el tesoro del Evangelio. Ser cristiano no es una carga sino un don: Dios Padre nos ha bendecido en Jesucristo su Hijo, Salvador del mundo. La alegría que hemos recibido en el encuentro con Jesucristo, a quien reconocemos como el Hijo de Dios encarnado y redentor, deseamos que llegue a todos los hombres y mujeres heridos por las adversidades… Conocer a Jesús es el mejor regalo que puede recibir cualquier persona; haberlo encontrado nosotros es lo mejor que nos ha ocurrido en la vida, y darlo a conocer con nuestra palabra y obras es nuestro gozo. (cf. DA 28 – 29)

Tú llamas a quien deseas enviar, para que vaya según tus mandatos. Heme aquí, envíame, Trinidad Santísima. (NVM Jeanne Chézard de Matel)

V Congreso MISVE 2016 - SEDE ECA

 

 
  • Somos miembros de la familia del Verbo Encarnado, pertenecemos a la familia Mateliana fundada por Jeanne Chézard de Matel.
  • Hemos querido asumir nuestro compromiso de bautizados y misioneros, desde nuestra vivencia del carisma de la Encarnación del Verbo.
  • Nos proponemos ser testigos de Jesús en nuestros ambientes, comprometiéndonos con la vida, la paz y la justicia.
  • Desde la Palabra de Dios e impulsados por el Espíritu buscamos vivir y anunciar el Evangelio de Amor y Bondad.
  • Imitamos a María en su fidelidad y compromiso en la construcción de la civilización del Amor.

 

  1. Formar comunidades misioneras fundamentadas en el carisma de JEANNE, dónde los niños, adolescentes, jóvenes y adultos pueden crecer en su compromiso cristiano.​​
  2. Ser animadores de la misión en el colegio, comunidad, parroquia, etc. según el lugar donde estén insertos.
  3. Apoyar las actividades misioneras, de defensa a la vida, a la paz y la justicia que se realicen en la diócesis de origen o en aquella receptora de su labor misionera.
  4. Formar Agentes Misioneros comprometidos con la Nueva Evangelización.
  5. Orar por las comunidades de misión y las vocaciones para la Orden del Verbo Encarnado.

 

La Iglesia peregrinante es misionera por naturaleza, porque toma su origen de la misión del Hijo y del Espíritu Santo, según el designio del Padre. Por eso, el impulso misionero es fruto necesario de la vida que la Trinidad comunica a los discípulos. (DA Nº 347).

 

 

La pertenencia a MISVE, implica un llamado que poco a poco se irá clarificando en el corazón del niño, adolescente y joven. “Rabí, ¿dónde vives? –Vengan y lo verán- Fueron, vieron dónde vivía y se quedaron con él ese día (Jn 1, 39). Esta convocación parte del encuentro personal con Jesús y del deseo que conlleva de conocerle más, buscando encontrarse con Aquel que es “más íntimo a nosotros que nuestra propia intimidad” (San Agustín). 

 

 

En MISVE se busca que ese conocimiento tenga como soporte una fuerte experiencia de fe para que impregne toda la vida de la persona. Esta experiencia, profundizada desde la Palabra, lugar de encuentro con la voluntad de Dios como el mismo Verbo dice a nuestra Madre: “Te quiero hablar por la escritura, por ella conocerás mi voluntad”; alimentada por la Eucaristía, fortalecida por la comunidad; debe ayudar al niño, adolescente y joven a testimoniar su fe en un clima de alegría y generosidad.

Misve Belén

Que los niños, al iniciar el camino como MISVE, se sepan y sientan profundamente amados por el Padre para crecer como misioneros/as.

Misve Nazareth

Que los niños y adolescentes encuentren en Jesús un modelo a seguir y un amigo que los llama a compartir su servicio de amor y bondad a la humanidad.

Misve Galilea

Que los adolescentes y jóvenes experimenten al Espíritu como formador de comunidad y testigos para vivir la misión en alegría, ternura y servicio.​

Sobre Nosotros

Brindar una Educación de Calidad con un enfoque humanista, teniendo como base los Valores, el Aspecto Académico y Deportivo, centrando nuestro ser y hacer en Jesús, Verbo Encarnado..

Aviso de Privacidad

Últimos Avisos

Instagram